Rentabilidad de comprar un coche eléctrico

¿Es ya rentable comprar un coche eléctrico?

Es la eterna pregunta y la que se repetía en todas las tertulias, en los bares, con los compañeros de trabajo y en las reuniones familiares antes de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del brote de coronavirus COVID-19.

¿Es ya rentable un vehículo eléctrico frente a otras opciones más convencionales?

Cuando volvamos a retomar la normalidad, que esperamos sea muy pronto, sin duda alguna esta pregunta volverá a surgir. Y más fuerte que nunca, dado que, en este periodo de confinamiento, la contaminación en las ciudades ha bajado notablemente, el cielo está limpio y las ‘boinas’ de polución han desaparecido de una manera casi inmediata. 

En este post queremos ser previsores y aclarar las dudas más comunes que tienen, tanto el usuario particular como las empresas, acerca de la rentabilidad de un vehículo eléctrico y cuánto cuesta realmente su mantenimiento.

 

Ventajas de un coche eléctrico

En primer lugar, nos gustaría aclarar que para tomar la decisión de coche eléctrico sí o no, lo fundamental es valorar correctamente el coste total de un vehículo eléctrico, que no sólo se corresponde a su valor de adquisición sino a lo largo de toda su vida útil. Además de un importante ahorro en combustible, cerca de unos 700 euros al año de media según las últimas estimaciones, los eléctricos no requieren apenas mantenimiento y podríamos ahorrar cerca de 200 euros anuales. Así las cosas, con nuestro coche eléctrico ¡ahorraríamos unos 900 euros al año!

Y si continuamos hablando de ahorro tampoco podemos obviar el aparcamiento gratuito que conlleva, la exención del impuesto de matriculación y otras bonificaciones.

Es la batería de los coches eléctricos lo que en gran medida condiciona su precio. Sin embargo, en los últimos años hemos asistido a un gran desarrollo de este mercado que ha conllevado la caída en el precio de las baterías, pasando de unos 1.000 dólares el kWh hace menos de 5 años a los 160 euros actuales. ¿Lo mejor? Que el precio de las baterías sigue cayendo y “este dato es más importante que la subida del precio del petróleo” según indican diversos medios de comunicación.

 

Rentabilidad de los vehículos eléctricos

Pero si, aun así, lo que te importa es su coste de adquisición estás de enhorabuena. La actual política de sanciones de la UE a los fabricantes es un evidente estímulo para que la oferta de modelos eléctricos vaya aumentando y que las marcas del motor más prestigiosas apuesten por prototipos en todas sus gamas: urbanitas, familiares, SUV, gran lujo…

Ya están circulando por nuestras carreteras diversos modelos eléctricos que compiten con los de combustión tanto en precio como en prestaciones. Aún un poco por encima en precio encontramos alternativas eléctricas muy interesantes como es el caso del Seat Mii con 200 kilómetros de autonomía y un precio muy básico. Por 10.000 euros más encontramos el Renault Zoe con más espacio interior y consistencia para salir a carretera y 300 kilómetros de uso. El Nissan Leaf, que es sin duda el eléctrico más vendido en Europa, cuenta con 320 kilómetros de rango, pero sin embargo sale algo caro. El Kia e-Niro (y su clon el Hyundai Kona) es el más completo, un SUV amplio y moderno con 420 kilómetros de radio de acción por carga que cumple casi como familiar para todo y tiene el precio del Nissan.

 

Novedades de los vehículos eléctricos

En cuanto a novedades, también encontramos un buen número de modelos que permiten superar sin demasiadas complicaciones los 300 km de autonomía eléctrica, así como propuestas capaces de superar los 500 km. Es el caso del Audi e-tron, del BMW iX3, del Hyunday Ioniq EV, el Jaguar I-Pace o el Porsche Taycan, entre muchos más. Y esperamos que la vuelta a la normalidad tras la crisis sanitaria nos permita asistir a las novedades en eléctrico ya programadas por las distintas casas.

Por último, subrayar que, si te estás planteando hacerte con un eléctrico, echa un vistazo a las ayudas públicas existentes o que se publicaran próximamente su adquisición. Estas ayudas son el factor clave para que su venta en España termine de despegar. Existe el compromiso de la Administración para seguir aumentando los presupuestos en lo referente a subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos y para el desarrollo de la infraestructura de recarga, que nos permitirá acabar con la llamada ansiedad de autonomía.

Si quieres saber más sobre vehículos eléctricos e infraestructuras de recarga, suscríbete a nuestro boletín


¿Quiéres estar al día ?

suscríbete a nuestra Newsletter

Puntos de recarga

Coches eléctricos

Instalación de cargadores eléctricos

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER